“No hay nada más curativo que la libertad” – ‘Şîfa Jin’ nuevo centro de salud en Jinwar

n “No hay nada más curativo que la libertad” – ‘Şîfa Jin’ nuevo centro de salud en JinwarLa salud juega un papel importante en nuestras vidas y al mismo tiempo refleja la situación de nuestras sociedades. En una entrevista con Merivan, miembro del personal del nuevo centro sanitario Şîfa Jin, hablamos sobre las ideas y los primeros pasos del nuevo centro de salud y curación en JINWAR. El centro se inauguró como un nuevo proyecto de la aldea de mujeres JINWAR y es una parte importante en la construcción de una vida libre y comunitaria para cambiar el mundo mientras se vive la vida cotidianaLa salud juega un papel importante en nuestras vidas y al mismo tiempo refleja la situación de nuestras sociedades. En una entrevista con Merivan, miembro del nuevo centro de curación Şîfa Jin, Women Defend Rojava habló sobre las ideas y los primeros pasos del nuevo centro de salud y curación en Jinwar. El centro se inauguró como un nuevo proyecto de la aldea de mujeres Jinwar y es una parte importante en la construcción de una vida libre y comunitaria para cambiar el mundo mientras se vive la vida cotidiana.
Şîfa Jin es un centro de salud y curación para mujeres y niños basado en la medicina natural y moderna y ha sido una parte fundamental del pueblo desde el comienzo de la construcción de JINWAR. Al igual que en todas las demás áreas de nuestras vidas, queremos organizar y dar forma a nuestra atención sanitaria nosotras mismas y así también ser un ejemplo para todos los lugares donde las mujeres buscan alternativas a los sistemas de atención sanitaria anteriores.

Durante los últimos meses hemos hecho todos los preparativos con mucho trabajo y esfuerzo, así como con mucha anticipación, para poder abrir oficialmente Şîfa Jin el 4 de marzo, en el marco de la semana de acción para el 8 de marzo, el Día Internacional de la Mujer.

En este hermoso día de primavera cientos de mujeres vinieron a JINWAR. Şîfa Jin fue inaugurado ceremoniosamente por las Madres del Consejo de şehîds y dedicada a todas aquellas que, con su lucha y con sus vidas, hicieron posible que nos reuniéramos en este día y celebráramos juntas este especial evento. Además de varios discursos y una exposición, hubo música en vivo y bailamos juntas al sol.

queremos organizar y dar forma a nuestra atención sanitaria nosotras mismas y así también ser un ejemplo para todos los lugares donde las mujeres buscan alternativas a los sistemas de atención sanitaria anteriores.

Nuestro objetivo es cambiar la visión de la sociedad sobre la salud y seguir las ideas de una sociedad democrática, ecológica y basada en la liberación de las mujeres.

“…el tema de la salud de la sociedad es un asunto delicado. Los fundamentos, la existencia y la libertad de la sociedad que no puede proteger la salud por sus propios medios están amenazados o completamente perdidos. La dependencia de la salud es un indicador de la dependencia general. Una sociedad que ha resuelto los problemas de salud física y mental está en el camino de la liberación…”
-Abdullah Öcalan

A lo largo de la historia, las mujeres han desempeñado un papel importante en el campo de la salud. Han recogido y transmitido conocimientos curativos y los han desarrollado y aplicado al servicio de la sociedad, cuidando así también de la salud de la sociedad. Queremos continuar esta historia y al mismo tiempo permitir a las mujeres tomar un papel activo en el campo de la salud y la medicina.

“El objetivo de la Şîfa Jin ya se está empezando a cumplir: hay muchas mujeres en el entorno que quieren venir y aprender, porque han oído que había la posibilidad y todavía sienten esas conexiones con la salud; todas las mujeres tenemos algunas conexiones con la salud porque en el pasado desarrollamos en este campo un papel fundamental. En la medida en que hayamos superado esta situación con la pandemia del virus Corona, diferentes mujeres jóvenes vendrán y aprenderán mientras trabajan con nosotras. Será este tipo de lugar donde las mujeres aprenderán y se fortalecerán juntas. Estamos muy contentas de que diferentes mamás hayan dicho: “Quiero enviar a mis hijas allí para aprender”.

Nuestra salud es un espejo de nuestra sociedad y nuestras condiciones de vida. Cuando las relaciones entre nosotras y nuestro entorno, la gente y la naturaleza, están desequilibradas, esto también influye en nuestra salud.

Muchas mujeres que ya han venido comparten sus conocimientos sobre salud y medicina natural, para que junto con todas las mujeres podamos desarrollar nuevas formas de curar y mejorar nuestra salud. Al mismo tiempo también queremos conocer la situación de la salud en torno a JINWAR, para que podamos entender mejor qué tipo de influencias hay en la salud de las mujeres y los niños, con el fin de desarrollar métodos de tratamiento en consecuencia. Nuestra salud es un espejo de nuestra sociedad y nuestras condiciones de vida. Cuando las relaciones entre nosotras y nuestro entorno, la gente y la naturaleza, están desequilibradas, esto también influye en nuestra salud.

“Por lo que se esperaba, los problemas que llevaron a las mujeres a la clínica estaban relacionados con su papel en la casa, su papel dentro de la sociedad y también con el tipo de vida que tienen. Muchas de ellas vinieron porque tenían dolores en diferentes partes de sus cuerpos relacionados con los trabajos que hacen en casa. Vinieron porque tienen dolor de cabeza o de estómago, que están muy relacionados con el estrés. Su vida gira en torno a su marido y la necesidad de él y los niños. Y estás cuidando de todos y nadie se preocupa por ti en absoluto, no le importa lo que te está pasando. Les preguntamos y nos dijeron: “Sí, por supuesto que hay mucho trabajo en la casa; hay mucha presión sobre mí”.

Şîfa Jin es un lugar donde sólo somos mujeres, relacionándonos entre nosotras. Un lugar donde construimos relaciones, donde hablamos de la vida, de nuestras experiencias, de nuestro dolor. Todo esto hace que la unidad entre las mujeres sea más fuerte.

“Y de repente vas a un lugar donde la gente está enfocando lo que está pasando en ti y donde te tratan bien y te escuchan y quieren que te sientas mejor. Y están hablando de cosas diferentes y se entienden entre sí porque son mujeres. Estos sentimientos que vienen en este momento ya te están curando porque por un momento te sentías relajada. De repente, una pequeña puerta se abre durante unos minutos y ves que hay otras cosas y empiezas a entender. Hay tensiones que se van porque empiezas a entender. Decíamos que la comprensión es la libertad. Y, por supuesto, no hay nada que cure más que la libertad. Nuestro cuerpo se siente mejor. Nuestro corazón, nuestra mente se siente mejor.”

“Nuestro papel no es sólo el tratamiento que damos, sino que somos capaces de crear este momento dentro de la clínica que ya es significativo y bueno para ellas y para nosotras. Şîfa Jin es un lugar donde sólo somos mujeres, relacionándonos entre nosotras. Un lugar donde construimos relaciones, donde hablamos de la vida, de nuestras experiencias, de nuestro dolor. Todo esto hace que la unidad entre las mujeres sea más fuerte. Y las mujeres que vinieron también saben que pueden volver de nuevo, y que hay mujeres que las están esperando. Ya han pasado las primeras semanas y se fueron felices a sus casas y nosotras también fuimos felices. Una mujer dijo el otro día: “Tal vez debería venir a vivir aquí contigo. Es la oportunidad y la posibilidad para las mujeres de salir de la casa, de relacionarse con otras, con diferentes tipos de mujeres. Las mujeres kurdas trabajan aquí, pero también hay mujeres árabes que vienen y también fuimos a pueblos árabes. El tema no es si eres árabe o kurda o… sino que eres una mujer. “

“Somos seis mujeres que trabajamos en Şîfa Jin. Estas primeras semanas hemos estado trabajando juntas todos los días durante muchas horas. Algunos días fueron más tranquilos, otros días fueron bastante ajetreados. Estamos muy contentas porque el equipo está trabajando muy bien. Dos de nosotras son mayores y las otras son muy jóvenes y no han trabajado en el campo de la salud antes, o incluso tampoco fuera de casa. Así que es muy agradable ver cómo todas nosotras estamos realmente comprometidas con el trabajo, cómo pasamos más horas de las que se supone que deben estar en la clínica y cómo realmente queremos que el proyecto crezca. Pusimos toda nuestra voluntad al proyecto, porque no es sólo un trabajo. Y estamos mejorando cada día”.

“Y las mujeres están diciendo: ‘Estamos llegando a la aldea de las mujeres y no queremos ir a otro lugar’. Esto es muy especial, porque es un centro de curación para mujeres y niños que quiere cambiar la perspectiva de la salud y quiere liberar a las mujeres y a la sociedad y está en JINWAR. Esto es algo muy grande. Şîfa Jin no sería lo mismo si estuviera en otro lugar. Está dentro de JINWAR. Las mujeres que vienen aquí vienen a Şîfa Jin y vienen a JINWAR. Esto es muy importante y da un gran significado a la clínica y a todo lo que está pasando aquí. Porque al final JINWAR no es sólo para las mujeres que viven aquí. Son todas las mujeres que están alrededor y que están conectadas con el pueblo. Esto también es JINWAR”.

“Y las mujeres están diciendo: ‘Estamos llegando a la aldea de las mujeres y no queremos ir a otro lugar’.