“Ji bo Azadiyê”: crítica al silencio sobre la guerra en Kurdistán

Entrevista con el director Ersin Çelik

“Ji bo Azadiyê” (Por la libertad, título en inglés: El final será espectacular) aborda la resistencia de las YPS (Yekîneyên Parastina Sivîl), las unidades de defensa civil, contra el asedio del ejército turco en el distrito de Sûr de Amed (Diyarbakır) desde diciembre 2015 a marzo de 2016. La película fue rodada en la ciudad de Kobanê, en el norte de Siria. “Ji bo Azadiyê” debutó en el 25º Festival Internacional de Cine de Calcuta, India. A partir de marzo, la película se proyectará en numerosas ciudades. En una entrevista con la agencia de noticias ANF, Ersin Çelik explica cómo surgió la película, por qué y con quién fue rodada.

¿Podría contarnos un poco sobre la comuna de cine de Rojava y su papel en la producción de la película “Ji bo Azadiyê”?

La Comuna de Cine de Rojava es quien produjo la película. Fue fundada en 2015 en Rojava y ha producido numerosas películas, documentales y videos musicales hasta hoy. También ha organizado un festival de cine y como parte de su cine itinerante, ha realizado proyecciones de películas en los pueblos del norte de Siria, especialmente para niños y niñas.

La película “Ji bo Azadiyê” no fue creada solo por la Comuna de Cine, sino que también docenas de instituciones en Rojava y cientos de personas participaron en su producción. Hasta 100 voluntarios trabajaron en los rodajes, que duraron casi seis meses. Por ejemplo, para el rodaje de la película fue fundamental el apoyo de los consejos vecinales de Kobanê, de las comunas de mujeres y jóvenes y de las unidades de autodefensa.

¿Cómo traspasó la historia a una película y estableció contacto con las personas que sobrevivieron a la guerra en Sûr?

Durante el proceso de desarrollo del guion, pudimos contactar con cuatro personas que sobrevivieron a esta guerra y establecimos conversaciones con ellas. Una de las principales razones para elegir este tema fue el diario escrito en Sûr. Además, la quema de cientos de personas en las bodegas de Cezir fue transmitida en vivo por televisión. Más de 300 personas fueron quemadas vivas en estas bodegas. En Sûr, se quebró una historia. Cuando sucedió todo esto, el mundo solo fue un espectador. En la misma región ya se estaban produciendo masacres y ataques contra la gente y hubo una ola masiva de refugiados. Esta película es una crítica a este silencio.

¿Es difícil trabajar con personas que no son actores profesionales?

Siempre es difícil trabajar con personas que no han recibido la formación adecuada para esta actividad. Pero podría haber sido más difícil hacer esta película con actores profesionales. Dos personas que estuvieron involucradas en la resistencia de Sûr, Haki y Korsan Şervan, actuaron ellos mismos. Y los otros actores eran en su mayoría jóvenes que participaron en la lucha contra el Estado Islámico o crecieron en la guerra. Por lo tanto, aunque no fueran actores, tenían sentimientos y experiencias verdaderas. Por eso no quería que los actores “actuaran”. Traté de asegurarme de que fueran ellos mismos, que se comportaran como suelen hacerlo. Creo que si hubiéramos hecho esta película con actores profesionales, no habría logrado su éxito actual.

¿Cómo de cercanos a la realidad son los hechos que se muestran en la película? ¿Cuál es la situación actual en Sûr?

La película, su historia, se basa en hechos reales. La base es, sobretodo, las historias reales y el diario que escribieron los luchadores durante la Resistencia de Sûr. La película se rodó en un distrito de Kobanê, que fue destruido en gran medida durante la resistencia de la ciudad, tal como sucedió con Sûr. El toque de queda está todavía vigente en partes de Sûr. Desde el final de la guerra la destrucción mayor ha afectado a la parte histórica de Sûr. Se han vengado de la ciudad. Este genocidio a largo plazo no solo está dirigido a la sociedad, sino también a su historia y futuro. Así como el histórico Heskîf (Hasankeyf), por ejemplo, está siendo inundado, el histórico Sûr ha sido arrasado.

Mientras se filmaba la película, la gran guerra contra el ISIS continuaba en Raqqa. Turquía también había comenzado a bombardear Efrîn. ¿Cómo de peligroso fue el rodaje para vosotros?

Sí, como sucede hoy hubo, por un lado, la resistencia y, por otro, también había empezado la intervención y el bombardeo de Efrîn por parte de Turquía. Rodamos la película en la ciudad de Kobanê, que había recibido atención internacional como un experimento democrático. Donde hay vida, también se puede hacer una película. Sí, había muchos riesgos, pero es nuestro hogar. Así como todas las personas que viven allí están en peligro, nosotros también lo estuvimos. Nuestro set podría haber sido bombardeado. Yo mismo y todos los miembros del equipo de filmación estábamos preparados para cualquier cosa. Queríamos hacer esta película bajo cualquier circunstancia. El cine es parte de esta resistencia democrática. Es tan arriesgado como la política y tan peligroso como la guerra misma.

¿Cuál es la situación actual del cine kurdo?

La situación del cine kurdo es como la de la cuestión kurda. Se hacen películas, pero el fascismo y la guerra están creciendo en el país. Es difícil hacer una película y acercarla a la sociedad. También existe la sociedad kurda en la diáspora y sus películas. El cine kurdo producirá resultados importantes como parte de la oposición social de los kurdos, porque en nuestra tierra hay, por un lado, dictaduras y, por otro, una resistencia democrática orientada hacia la liberación de las mujeres. El cine kurdo debe estar orientado hacia este último punto. También existe la realidad de las historias de los refugiados, pero creo que el regreso de muchos refugiados kurdos es un tema aún más importante. El cine kurdo también puede ilustrar el papel pionero de las mujeres en las esferas política, militar y cultural.

Para más información:
Página web: www.theendwillbespectacular.com
Facebook: https://www.facebook.com/filmjiboazadiye/
Twitter: www.twitter.com/jiboazadiyefilm